Un espacio social enmarcado en el diseño gráfico

Un espacio social enmarcado en el diseño gráfico

Alguna vez has transitado por algún espacio donde hay publicidad diversa, de comida, de algún libro, de productos digitales, de ozonoterapia y fibromialgia, de zapatos, entre otros; y ello posiblemente te lleve a pensar cual es el espacio social que ocupa el diseño gráfico en medio de tanta información visual. La sociedad de nuestros días, no es más que la expansión de los lenguajes visuales en el mundo que nos rodea, es por ello que el poder del lenguaje visual ha asumido una posición como realmente determinante, aunque ha dejado a un lado la capacidad conceptual, pues ha anulado en sí mismo la posibilidad de generar un verdadero pensamiento abstracto.

Las personas con el transcurrir del tiempo y de las culturas, han empleado la imagen y la palabra como instrumentos de comunicación siempre. De esta manera, en el pasado siglo XX, el diseño encontró su orientación con miras a la expresión de los emisores y a partir de la producción de mensajes visuales. En consecuencia, la problematización del fenómeno de la comunicación, nos lleva a mirar desde otro sentido la perspectiva del diseño, es decir, como algo que se encuentra articulado sobre supuestos permanentes.

Fenómenos del diseño

Son variados lo fenómenos que engloba el diseño, pero también modelos de producción, instrumentos de análisis y conocimientos a los que busca explicar cómo si fuesen los objetos y las comunicaciones generadas, producidas, distribuidas y empleadas dentro de los contextos económicos y sociales que cabe destacar, cada día se presentan como más complejos e indeterminados. Por medio del diseño siempre se remite a los escenarios y los más entornos prácticos, dentro de los que se busca de alguna manera generar ciertas formas de reordenación y de descubrimientos.

Gestión y persuasión

De acuerdo a algunos autores, se podría percibir que el diseño gráfico se trata de la acción donde se concibe, programa, proyecta y realiza determinado tipo de comunicación visual, la cual es generalmente es producida por medios industriales, y en consecuencia se encuentra destinadas a la transmisión de mensajes específicos a determinados grupos.

Es así, como se puede suponer que el diseño gráfico pasa a ser una actividad de relevancia para la sociedad, pues es lo que la hace única y además se encuentra acompañada del desenlace social que se lleva a cabo en cada década, pero también es testigo y partícipe del cambio en el transcurso del tiempo de las nuevas tecnologías con la finalidad de que el diseño pueda llevarse a cabo.

Para la enseñanza y la práctica del diseño se presentan dos criterios dominantes y son la estética y el de la funcionalidad. Con la primera, tanto facilitadores como estudiantes y profesionales desean que se produzca en los usuarios una determinada experiencia que los aproxime a lo bello y que además los impacte positivamente y de esta manera se apropien de una imagen, una marca o una institución. Mientras que para la funcionalidad, el objetivo es vender un servicio o un bien por medio de la identificación con tal producto y este puede ser institucional, conceptual o material. Por medio de estas posturas queda de un lado queda excluido el poder discursivo que es el que no se emplea en nuestra sociedad contemporánea.


Deja un comentario