Para cambiar nuestros espacios, estos son los consejos que un diseñador de interiores debe considerar

En oportunidades es algo complicado lograr que nuestro hogar pueda lucir como una imagen de revista. Cuando diseñamos un interior, se hace más sencillo si logramos entender qué elementos son los más importantes, y cuáles son esos pequeños detalles que harán la diferencia.

De acuerdo a la opinión de diversos arquitectos y diseñadores de interiores: «Lo más importante del interiorismo siempre es enfocarte en quién es la persona que lo va a habitar, qué es lo que esa persona quiere, cuál es su día a día, qué es lo que le gusta a esa persona”. De este modo, si lo que buscamos en conseguir una gran personalidad de manera rápida y sencilla, estos podrían ser algunos de los consejos que podemos considerar:

Antes de comenzar con la modificación de algo, primero debemos pensar en nosotros. Inicialmente debemos comprender por qué deseamos hacer un cambio a nuestro espacio y hacia qué necesitamos enfocarnos. En tal sentido, debemos preguntarnos para qué es ese espacio, en el mejor de los días, para qué lo usaríamos y cómo.

Por ejemplo: cómo utilizar el espacio, para qué usamos la sala, para una noche luego de llegar del trabajo, encender una lámpara de noche y sentarnos a leer. Si somos friolentos, es ideal tener una canastilla con cobijas y poder echarla encima, estos tan solo son detalles que le dan calidez al espacio haciéndolo nuestro.

Si buscamos crear más luz, entonces debemos ir por los colores claros, no se trata específicamente del blanco, ya que puede ser gris claro, o tonos rosa, pero todo va a depender de nuestra personalidad ya que podemos usar el color que más nos guste, pero en tonos muy claros para que se pueda reflejar la luz natural que penetra.

También podemos mandar a hacer nuestras cortinas, sin que éstas lleguen a bloquear la luz. Siempre lo ideal es dejar una porción extra de cada lado de la cortina para que a la hora de abrirlas nos quede la cortina en el muro sin evitar que entre luz natural, esto nos permite que los espacios se vean cada vez más grandes, tanto las ventanas como el departamento.

Si hacemos compras rápidas, podemos ir por tres objetos que pueden darle a cualquier cuarto un toque muy profesional. Estos serían un florero, y cositas con las que podamos decorar la mesa del centro de la sala, esto debe ser algo pequeño pero que refleje la personalidad de la persona que allí vive.

Un hermoso camino de mesa ayudara siempre a que el comedor pueda verse más cálido, más vívido, y que sintamos que siempre podemos estar ahí, no tenemos que quitarlo y ponerlo, ya que estos objetos son los que le dan calidez al espacio y también le ayudan a darle personalidad. Del mismo modo, debemos considerar las macetas, pues cualquier espacio siempre necesita de plantas. Entre más verdes sean estas, suele ser mejor, ya que nos dan mucha vida.

Si lo que buscamos es generar impacto, intentemos cambiar el color de un muro ya que puede ser la opción ideal sin tener que pintar cada una de las paredes. Contar con un muro de acento que se pueda cambiar, en compañía de todo lo demás muy neutro. La atmósfera cambia mucho teniendo un muro azul, en magenta, y como se trata de un solo muro también podemos colocarle decoración, fotos, cuadros o lo que más nos guste.