Importancia de la identidad de una marca

Por un momento consideremos todos esos productos con los que a diario entramos en contacto en nuestra casa durante un día promedio, como por ejemplo la comida, los zapatos, o quizás los  artículos de belleza y electrónicos. Las cosas que podemos encontrar en nuestra casa son en realidad una mezcla de artículos que son necesarios a diario y se ajustan a nuestros gustos personales. 

Ellos se encargan de mostrar de cierta manera nuestra personalidad y valores. Incluso, suele ocurrir que compramos las mismas marcas una y otra vez pues confiamos en que llenarán nuestras expectativas y nos agrada la manera en la que nos hacen sentir.

Esta conexión que desarrollamos con un producto se ve fortalecida por medio del branding. Una marca es tan solo una característica que hace distintiva a los productos o servicios que proporciona un vendedor, estás pueden ser logos, nombres, tipografías y slogans, de acuerdo con la American Marketing Association. En consecuencia, el branding nos indica por qué un producto es diferente de otro.

Un branding fuerte y reconocible resulta esencial para los dueños de los negocios ya que les ayuda a construir fidelidad por parte del cliente y además a desarrollar longevidad dentro del mercado, asegura Rosa Tous quien es empresaria de una marca de joyería. Pero, no solo esto es suficiente, no basta con crear un logotipo o un nombre ya que los clientes deben sentirse conectados con la marca y además deben creer en el mensaje que se encuentra detrás de los productos.

Todos nuestros productos preferidos cuentan con identidades de marca que llaman la atención de nuestro estilo de vida. De la misma manera se puede crear esta misma experiencia con la marca de nuestra pequeña empresa haciendo que nuestros consumidores objetivo sientan gran identificación con ella.

¿En qué consiste la identidad de marca?

En líneas generales la identidad de marca se trata del conjunto de rasgos que definen los valores y misión de un negocio. Los logos de una compañía, los diseños de los productos y ética de ese negocio en conjunto forman parte de una marca.

El objetivo tras ello se encuentra en usar todos esos elementos visuales y físicos a fin de crear una impresión positiva ante los clientes. Gracias a la identidad de marca, los productos también logran:

  • Una sensación única
  • Le muestra a tus clientes quién eres y cómo resuelves los problemas
  • Les transmite cómo quieres que se sientan una vez que están usando tu producto

Tomemos en consideración el siguiente ejemplo: ¿Cuáles son las palabras, elementos visuales o emociones que vienen a nuestra mente cuando pensamos en una Coca-Cola? ¿Su reconocido logo de color rojo? ¿Su clásica forma de reloj de arena? ¿Quizás su refrescante sabor? ¿O posiblemente un sentido de tradición y significado cultural?

En cada oportunidad en la que usamos un producto, creamos nuestra propia percepción acerca de dicha marca. Cuando la percepción de los clientes se alinean de forma cercana con la identidad de la marca, entonces la empresa se encuentra realizando un buen trabajo atrayendo a su mercado objetivo. Sin embargo, continuamos eligiendo en reiteradas oportunidades productos de empresas con una reputación en la que confías. la recomendación es que como empresa, definas tu identidad de marca ahora, ya que a largo plazo estarás ganando consumidores leales que además se sentirán felices de estar realizando continuas inversiones en tus productos y servicios.