El diseño gráfico como elemento de la religión

Ubicar el diseño dentro del ámbito religioso indica comunicación, pero también que puede fomentar importantes bases de creencias que han sido expandidas desde hace siglos, y que en la actualidad, no se ha llegado a observar un crecimiento o avance notorio para la imagen visual del mismo. 

El diseño gráfico es usado cuando se busca vincular la comunicación a la sociedad en la actualidad y con ello al público meta que se ha seleccionado, de esta manera se puede presentar una pieza gráfica con la que se transmite la información de manera correcta, clara, coherente y concreta, recurriendo tan sólo a la creatividad para generar una atracción visual, un posicionamiento en la mente  su observador, comprensión y percepciones positivas frente al diseño finalizado, sin hacer como la religión misma, con oraciones.

Mucho antes de la alfabetización surgió la educación, y una buena muestra de ello son las religiones. El ser humano requiere de simbologías pues con ellas logra representar conceptos, y en comunicación visual la unidad mínima porque de eso se trata el diseño, por lo que el elemento base es el símbolo, acompañado de oraciones a cristo.

Los símbolos son signos con los que se pueden representar las ideas, y son utilizados para diseñar logos o crear marcas para las empresas, aunque se cuenta con casos que tienen miles de años de antigüedad y se sigue acudiendo a ellos como una manera de poder tener controlada la manera en la que el público percibirá el diseño, y para ello se recurrió a elementos cuya representación se encuentra desde mucho asentada culturalmente. 

No existe una mejor manera de construir una identidad que hacer que se convierta en popular, bien sea para un grupo en concreto de personas, o para una sociedad en general, lo importante es que resulte entendible para su público objetivo, es decir, para un target concreto.

El éxito de un símbolo ocurre, cuando, por ejemplo, un grupo amplio logra identificar que una cruz verde representa a un medicamento o bien, es la señal de una farmacia. Es de esta manera,  cómo con signos que fueron construidos hace miles de años, las religiones continúan colmadas de simbolismo que destila connotaciones místicas que se encuentran basadas en interpretaciones milenarias.

Y es que, antes de que los seres humanos desarrollaran  el lenguaje escrito hicieron su aparición los signos como una manera de representación del pensamiento, en consecuencia, la educación en diseño encontró su origen  antes que la alfabetización, y por un tema de necesidad. 

Desde entonces, tales representaciones en forma de pinturas rupestres lo que buscaban eran semejanzas reales con un determinado elemento en cuestión, de esta manera nacieron los iconos, como los mismos que tenemos en la actualidad en las paletas de herramientas de cualquier software que usamos para construir determinada información con la que se puede llegar, incluso hasta quienes desconocen algún idioma en particular.