Cómo elegir una tipografía

Cuando piensa en tipografias para libros impresos, elegir un tipo determinado de tipografía suele ser una tarea complicada ya que con el paso del tiempo, se pueden encontrar más disponibles y, por si fuese poco, todas se nos antojan. Ante ello, no debemos perder el control, ya que existen reglas precisas de cómo debe ser seleccionada una tipografía mediante principios básicos que han sido probados lo que permitirá la elección de la tipografía adecuada asi como cuando tambien debes elegir tipos de papel para impresion de revistas.

Comenzar por el contenido. Nada de desktop, y tampoco de mobile

Inclinarnos por una tipografía no se trata de mirar cuántas se encuentran disponibles o de la cantidad de veces que se han utilizado una y otra en los proyectos. O ir por la que esta a la moda. La idea es escoger una que sea la adecuada para el proyecto, tomando en consideración por quién será leído, los objetivos y, sobre todo, la tipografía que se selecciona debe invitar a la lectura del texto.

Para lograrlo, resulta importante tener presente los siguientes aspectos para evitar cometer errores:

Objetivos y público

¿Cuál es el objetivo del texto en el diseño? ¿Son solo artículos largos? ¿Se trata de un contenido que llegará a ser “escaneado” y en consecuencia el usuario solo leerá porciones?. Pero además de ello, algo que es mucho más importante es a lo que se encuentra acostumbrado el público del proyecto, quizás es a los estilos modernos, los clásicos, o bien, a los futuristas.

Hay que usar el texto real, y sobre todo, leerlo

La sugerencia es dejar a un lado  “Lorem Ipsum”, es decir, ese texto que es usado de forma habitual tanto en el diseño gráfico, como en las demostraciones de tipografías o de borradores de diseño. No podrás escoger de la mejor manera la tipografía si no has leído el texto. Quizás llegue a quedar bien, sí, pero ¿sabes si se facilita la lectura en realidad? ¿si esta transmite lo que el autor desea?

Peso y OpenType

Cuando una página carga lento, esta llega a afectar el posicionamiento. De manera que resulta de suma importancia seleccionar tipografías que no sean demasiado pesadas en kilobytes. Las tipografías OpenType (.otf) resultan totalmente compatibles con Windows, Mac y Linux, contienen más caracteres y soportan más idiomas. Y además, están optimizadas.

Contenido de ejemplo y temática

Si se trata del diseño de una web para un blog que se refiere a tecnología, por lo que contendrá en su mayoría artículos largos, hay que conseguir contenido de ejemplo y leerlo, si aún no contamos con el que se va a publicar. Como ejemplo podría ser uno de Hacker On, The Verge o blogs que sean similares.

Hay que definir los que debe tener la tipografía

Si esta se trata de tecnología y, por definición, es un contenido ‘moderno’ hay que considerar: 

  • Preferencia por el serif: facilitan la lectura y si se tratan de artículos largos, es lo adecuado.
  • Como se necesita un toque “moderno”, entonces el eje de las X puede ser alto.
  • No debe resultar complicado de leer, así que se busca un contraste bajo o medio. Si tiene demasiado contraste entonces se dificulta la lectura del usuario.
  • Sí estará en castellano, la tipografía seleccionada debe presentar acentos y caracteres que son propios del idioma, como la ñ.
  • Finalmente, esta también debe contener negritas y cursivas (y una mezcla de ambas).